OPORTO: QUÉ VER EN 3 DÍAS.

 Esta pequeña y encantadora ciudad ubicada al norte de Portugal está de moda, y no es para menos! Es un destino cercano desde España o cualquier punto de Europa, fácilmente encuentras vuelos a precios muy asequibles, una ciudad ambientada que reúne los ingredientes perfectos para una escapada de fin de semana. Buen clima, buena gastronomía, lugares interesantes que visitar y precios más bajos que en la mayoría de las ciudades europeas tanto para el transporte, comer, dormir … Una tentación irresistible para cualquier viajero!

Mirador Vila Nova de Gaia

Fue pisar la tierra de los vinos y quedarme embrujada por completo…Mi escapada fue de 3 días, intentaré resumir lo que considero imprescindible visitar y algunos datos que puedan ser útiles.

Half Rabbit Bordalo ll

Desde el aeropuerto puedes llegar hasta el centro en bus o metro. La manera más rápida y barata es el metro hasta Trindade (línea violeta) que es la parada más cercana a la famosa avenida de los Aliados. Si quieres llegar hasta la zona más cercana a la Ribera del Duero, debes hacer trasbordo hasta San Bento (línea amarilla). Por menos de 2 euros estarás en el centro en apenas 30 minutos. La estación de tren de San Bento está justo en frente de la parada de metro que tiene el mismo nombre, y bien merece una visita a su interior cuyas paredes del hall representan la historia del país en más de 20 mil azulejos. Una auténtica obra de arte!

Estación de tren Sao Bento.

Oporto es una ciudad en la que es mejor dejarse llevar sin demasiada planificación, perderse entre sus callejuelas de aspecto decadente, fachadas desgastadas, ropa tendida y balcones desaliñados. Fácilmente se recorre a pie, aunque sus cuestas empinadas estarán muy presentes. Imprescindible cruzar a la otra orilla del Duero a través del Puente Don Luis I, uno de los iconos indiscutibles de la ciudad…cruzarlo por la parte de arriba y observar la panorámica a vista de pájaro es algo que no te puedes perder!

Puente Don Luis I.

Vila Nova de Gaia, cruzando el puente y donde encontrarás las bodegas de vino más conocidas. Se pueden visitar y así conocer el proceso de elaboración para finalmente tener la oportunidad de degustarlo. En esta otra zona de Oporto, hay miradores en la zona alta, otra perspectiva de la ciudad. Para almorzar en esta zona, hay varias terrazas y bares, personalmente me encantó el restaurante “Sancho Panza” con unas vistas únicas a la Ribeira y con una calidad/precio muy recomendable!

Restaurante Sancho Panza.

Volviendo a cruzar el puente para ver el atardecer y el ambientazo de la Ribeira, encontrarás artistas callejeros, puestecitos de souvenirs, gente paseando y terrazas para tomar algo a orillas del río Duero. Otra opción es acabar el día desde uno de sus miradores del casco antiguo…los colores del cielo sobre el río Duero son alucinantes!

Mirador da Vitória. 

Torre de los Clérigos: otro imprescindible de Oporto es subir los 240 peldaños para ascender a su campanario a contemplar una de las mejores vistas de la ciudad. La entrada cuesta 5 euros, pero es mejor sacarla con antelación por internet para así ahorrarte las colas. La entrada a la colindante iglesia de los Clérigos es gratuita y también merece mucho la pena visitarla.

Torre de los Clérigos.
Iglesia de los Clérigos.

Rua Santa Catarina: esta es la calle peatonal más comercial en el centro de Oporto. Pasearla de arriba a abajo es una maravilla. Además de restaurantes, cafeterías, tiendas y un centro comercial, pasarás por delante de una bonita iglesia con fachadas de azulejos, la Capilla de las Almas. Muy cerca a esta calle también se ubica el famoso mercado de Bolhao, con un ambiente tradicional portugués, donde se puede comer, pasear y comprar productos típicos de la tierra. Paseando por esta zona irás visitando varias iglesias y capillas. Las más destacadas y bonitas tanto por sus fachadas de mosaicos como por su interior y su historia, además de la ya mencionada iglesia de los Clérigos y capilla de las Almas, son la iglesia de San Idelfonso, Iglesia do Carmo, y por supuesto La Catedral La Sé y sus alrededores, repleta de miradores al casco histórico de la ciudad.

Iglesia San Idelfonso.
Iglesia Do Carmo.

Librería Lello: una de las librerías más bonitas del mundo y una visita imprescindible en Oporto. Fuente de inspiración para la escritora J.K Rowling, en la que ambientó algunas escenas de la saga de novelas “Harry Potter”. Esta librería de dos pisos y con más de 100 años de antigüedad destaca por su impresionante escalera y sus detalles neogóticos. Eso sí, las colas para comprar la entrada (5 euros) y para acceder a ella son épicas! Si merece la pena o no ya depende del criterio y de los gustos de cada uno…

Librería Lello.

El segundo día tras ubicarme y explorar los puntos más interesantes, decidí hacer un par de “free tours” para conocer más a fondo la historia y las curiosidades de la ciudad de la mano de expertos guías. Estos tours se realizan en grupo y en español, elegí “Porto Walkers”, el punto de encuentro es en la plaza de la Libertad (frente al Mcdonalds) y para asegurarte una plaza, las reservas se realizan a través de su página web.

Plaza de la Libertad.

Foz do Douro: la costa de Oporto y sus playas, esta zona está a unos 6 km bordeando la Ribeira del Duero hasta desembocar en el Atlántico, recorrer el paseo marítimo a pie o en bicicleta, tomar algo en sus terrazas frente al mar, explorar sus faros tan típicos de la región portuguesa…otro plan para pasar el día en la ciudad de los vinos, de los puentes , de los azulejos, del bacalao…una ciudad de aspecto decadente pero llena de encanto y de magia!

Foz do Douro, Faro Felgueiras.

8 opiniones en “OPORTO: QUÉ VER EN 3 DÍAS.”

  1. Con esta guía de viaje que ha hecho usted señorita , no hay ninguna excusa para no hacer el macuto de viaje y visitar tan bello lugar como se observa en las fotos que acompaña al texto , muchas gracias por su aportación .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *